Menú
Proyecto Pescares
Proyecto Pescares

Reserva Marina de Interés Pesquero
Cabo de Gata-Níjar

Historia

Cabo de Gata es el límite nororiental del Mar de Alborán, antesala del Mediterráneo y fuertemente influido por las corrientes atlánticas que penetran en él como una cascada desde el Estrecho de Gibraltar. En Cabo de Gata confluyen la masa de agua atlántica, fría y de menor salinidad, y la masa mediterránea, más cálida y salina. El encuentro origina un giro hacia la costa argelina (corriente Almería-Orán), corriente que supone una barrera física para la dispersión de plancton, especialmente larvas, de las especies típicamente atlánticas. Es este uno de los motivos por los que en Cabo de Gata podemos encontrar tan alta variedad de especies. Adicionalmente, dichas corrientes son clave para las migraciones de grandes animales, como cetáceos o los preciados túnidos.

La figura de Reserva Marina de Protección Pesquera de crea el 3 de julio de 1995 por Orden Ministerial. Nos obstante, como Parque Natural (aguas interiores) ya existía desde 1987 por el decreto 314/1987. Situada al pie de la Sierra de Cabo de Gata, se extiende siguiendo la costa durante más de 45 km, entre Carboneras al Norte y la Rambla de Morales al Sur. La superficie total protegida alcanza las 12.200 ha, siendo la extensión de la reserva marina de 4.613,45 ha.

El Parque Natural es una figura de protección medioambiental mientras que la reserva marina es una zona de protección de recursos pesqueros. Ambas tienen como resultado tanto la protección de las especies y los ecosistemas como la protección de los usos tradicionales y cultura ligada a estos,  la pesca artesanal.

La aridez y el relieve escarpado de la zona, dificultaron el desarrollo agrícola, pero no la explotación pesquera de sus aguas, actividad que se remonta al tiempo de griegos incluso fenicios. 

 

Normativa

Creación de la Reserva Marina el 3 de julio de 1995

La reserva marina comprende las aguas exteriores, aguas interiores corresponden al Parque Natural (en competencias de medio ambiente, en competencias de pesca todo es reserva marina)

Regulación de usos en la reserva marina:

Aguas exteriores

Aguas interiores

 

Pesca profesional

  • Se contemplan los artes de cerco (sin luces), trasmallo, palangrillo, línea de mano y chambel o volantin. En aguas interiores se permite el calado de morunas (con autorización especifica), el rastro (en fondos de arena) y nasas.
  • Para que un barco de pesca profesional se incluya en el censo para realizar su actividad en la reserva  debe tener como puerto base Almería o Carboneras, formar parte de alguna cofradía de pescadores u organización de pescadores profesionales en la provincia de Almería, estar censado con alguna de las modalidades la flota pesquera del Mediterráneo y haber realizado actividad al menos 3 años antes de la creación de la reserva marina.
  • En 2002 el censo contaba con 37 barcos, en 2013 cuenta con 32. Si un barco no ejerce su actividad en un año se da automáticamente de baja en el censo de la reserva marina. El censo es contigentado, para que entre un barco nuevo debe darse de baja uno ya existente.

 

Buceo recreativo

OBLIGACIONES DE LOS BUCEADORES

Normativa de seguridad de aplicación nacional en cuanto a actividades subacuáticas 

                   Modificación referente al buceo científico

Normativa específica en la Comunidad Autónoma de Andalucía que regula el buceo deportivo – recreativo

 

  • Se contempla la  figura recogida como “responsable de inmersión” pero no es obligatoria.
  • Para bucear en la reserva marina (a. ext.) deben suscribirse y aplicar criterios de buceo recreativo responsable, aunque estos aún no están definidos.
  • Las inmersiones se inician y terminan en la boya.
  • El uso de linternas y cámaras se permite bajo previa autorización.
  • Se debe respetar la práctica de la pesca profesional.
  • Los centros y clubs de buceo deben remitir a la Secretaría General de Pesca, a final de año, la relación de buceadores, fecha y lugar de cada inmersión.
  • Para otorgar el permiso para bucear en la reserva, además de la documentación de identificación, titulo de buceo y seguro, es necesario que el buceador tenga registradas al menos 25 inmersiones y una de ellas en los últimos 12 meses.
  • El patrón de la embarcación debe permanecer en la misma durante la inmersión.
  • No está permitido el fondeo de dos o más embarcaciones en un radio de 100 m.
  • El máximo de personas  por embarcación es de 12 en aguas exteriores y 10 más guía en interiores, solo se permite una embarcación por punto de buceo.
  • Cupos aguas exteriores: el Vapor y Los Burros- Los Amarillos 2.000 inmersiones por año
  • Centros de Buceo: tendrán autorización para actividad en la reserva si tienen más de 3 años de actividad en la reserva marina y según el volumen de actividad de los tres años anteriores. El cupo se reparte entre los centros de buceo siempre sin que ninguno se quede sin cupo. La Junta de Andalucía exige que estén registrados como Empresa de Turismo Activo, esto implica que deben tener monitores especializados.

 

Pesca recreativa

  • Se permite la pesca recreativa desde embarcación. En aguas interiores no se permite la captura de las siguientes especies: Epinephelus guaza (Mero), Epinephelus costae (Abadejo mediterráneo), Sciaena umbra (Corvallo),  Umbrina cirrosa (Verrugato). 

 

Artes de pesca

 

PIJOTERA

Arte de enredo y enmalle, de fondo. La pijota (pescadilla pequeña) es la especie objetivo principal. Se deja calado y se recoge cada día, mientras hace buen tiempo, si hay mala mar, debe recogerse para evitar que se pierda. Se denomina “gallo” al extremo por el cual se comienza a levantar el arte, puede ser cualquiera de los dos, la elección dependerá de dónde pegue la corriente.

Para las capturas de la pijota, es necesario calar en bastante fondo (200 m) por lo que recoger requiere tener un halador, un rulo mecánico con el que se recogen la línea de corchos y la de plomos de la pijotera.

 

SOLTA

Arte similar al trasmallo en el funcionamiento. Se cala desde la orilla, en zonas de paso de peces, perpendicular a la costa y formando una curvatura a favor de la corriente o del paso de los peces que están en migración. Tiene varios paños a diferentes alturas, el primero entre 1,5 y 2 m hasta el último de entre 5 a 6 m. Se forma un “coillo”, curva, en sentido de la corriente dominante. Los peces encuentran en enmalle y lo intentan esquivar buscando más fondo, hasta que se topan con el “coillo” y quedan atrapados. Normalmente se deja dos horas calado antes del alba, aunque si las corrientes son buenas se deja calado toda la noche. Es más efectivo cuando las aguas están turbias. Se capturan arañas, herreras, lechas, melvas, bonitos, caballas, espetones, chuchos y lisas.

Hay dos variantes de la solta: la melvera y la volaera, para las especies de paso melva y volaor respectivamente. Se diferencian de la solta en que se calan, no siguiendo la corriente, si no la trayectoria del pescado. Son más selectivas.

La bonitera, otra variante para la captura del bonito, se cala en fondos más profundos y es de mayor longitud.

 

TRASMALLOS

Arte de enmalle que consiste en tres mallas o paños, las dos exteriores son de mayor luz, o claras, también llamadas hermitanas, y una interior más tupida o ciega. Se cala a diferentes profundidades según la especie objetivo. Las tres malas quedan unidas tanto por la línea de corchos como por la de plomos, esto sirve también para darle verticalidad. Los peces pasan a través de la primera malla, empujan la malla ciega y pretenden escapar por la segunda malla clara, donde quedan enredados con la malla ciega.  Las hermitanas pueden unirse a la tralla de corchos junto con la red ciega, o dejarse a más profundidad armadas con un hilo grueso. En este segundo caso se dice que el trasmallo tiene velo y su especie objetivo es el salmonete.  El trasmallo sin velo es para la langosta (también llamado langostera, jibera o arte recio). Se calan varias piezas, siempre a favor de la marea, pegado al fondo y paralelo al litoral.

 

ARTES DE ANZUELO

Chambel o Volantín: Consiste en un sedal con plomo y a unos 30 cm del plomo se colocan uno o más anzuelos. Al conjunto de tres anzuelos se llama coal. Las especies objetivo suelen ser besugo, pargos y arañas. Es un arte muy simple y se maneja a mano, recogiendo el sedal en una pieza de corcho.

Palangre: es una arte de anzuelo que se compone de una línea principal más gruesa (madre) de la cual penden líneas secundarias (brazoladas) con un anzuelo cada una.  En este caso, se cala paralelo a la línea de costa, a profundidad. En los extremos del palangre se colocan pedrales de lastre unidos a los gallos provistos de banderolas o farol. Se cala al alba y se recoge a la salida del sol, aunque si las condiciones son buenas se puede dejar toda la noche. Las especies capturadas son pargos, brótolas, gallinetas y morenas.

  

RASTRO

Se utiliza para pescar bivalvos en fondos de arena. La estructura de metal tiene unos dientes que se clavan en la arena y arrastran mientras la malla trasera hace de tamiz  mientras en barco tira de él. Se emplean dos tipos de rastros: las jaulas, cuadradas y con malla metálica, y el rastro malagueño, semicircular y con un copo de red muy tupida.

Para calar el arte, primero se fondea el gavilán, que es parecido a un ancla, y se navegan 200 m. Tras esta maniobra se calan los rastros y se arrastran “marcha atrás” hasta el punto donde está el gavilán.

Una vez recogidos los rastros se separan los cangrejos y caracolas y se criban los bivalvos para descartar los que no llegan a la talla mínima.

El rastro se emplea cerca de la orilla, siempre en fondos de arena.

  

MORUNA 

La moruna es un arte de enmalle y trampa que se utiliza para capturar, sobre todo, especies migratorias interceptando su trayectoria y conduciéndolos, gracias a la disposición de las redes, a un copo donde quedan atrapados.

Se cala en fondos de poca profundidad, de forma perpendicular a la orilla y a poca distancia de esta. La cola es un paño de red que corta la trayectoria de los bancos, que intentan esquivarlo y se desvían hacia la moruna. La primera parte de la moruna son los caracoles, en forma de espiral, que componen una entrada en  forma de embudo y conduce a los bancos hasta el copo.

Los caracoles y la cola se calan formando una pared desde el fondo a la superficie, pero el copo forma una caja de enmallado que no llega a la superficie.

El copo se levanta cada mañana para extraer el pescado atrapado. En algunos casos, ayudan buzos para ver la situación de la red y si hace falta repararla sin necesidad de tener que levantarla.

La moruna permanece calada en la temporada de las migraciones de ida de los bonitos, melvas, lechas y albacoras, es decir, de abril a junio.  No se cala durante la migración de vuelta de estas especies.

 

NASAS

La pesca con nasas es un arte de trampa empleado para la captura tanto de peces como de crustáceos y moluscos, la forma varía según la especie objetivo por tanto es un arte bastante selectiva.

Consta de un orificio en forma de embudo (boca) con el borde interior irregular, contra el cual se pinchan los peces que intentan salir, aunque pueden llegar a conseguirlo. Los animales son atraídos por un cebo o carnada que se aloja en el interior de una red más tupida. Tanto para cebar la nasa como para recoger las capturas, hay una trampilla en la parte opuesta a la boca. Se utilizan dos tipos de nasa: la pulpera y la quisquillera.

La forma normal de emplear las nasas es calando varias en un “palangre de nasas”. Como se trata de alrededor de 200 nasas por barco, para poder transportarlas se acoplan unas redes recias a la bañera del barco a modo de jaula, por lo que es fácil reconocer a un barco que va a calar o recoger este arte.

 

ESPECIES DE INTERÉS PESQUERO EN CABO DE GATA-NÍJAR (1)

 

Nombre científico

Habitat

Pargo

Pargus pargus

 Formaciones de algas fotófilas

Cherna

 Polypriom americanus

 Formaciones esciáfilas 

Brótola

Phycis phycis

Fondos rocosos.  Nectobentónico. Coralígeno, grietas y extraplomos.

Gallineta

 Scorpaena scrofa

 Formaciones esciáfilas y coralígeno

Salmonete

Mulus surmuletus

Fondos arena. Infralitoral. Nectobentónico. Zona fotófila.

Langosta

Palinurus elephas

Fondos rocosos. infralitoral

Pijota- pescadilla

Merluccius merluccius

 Pelágica

Volaor

 Cheilopogon heterurus

 Pelágica

Melva

Auxis thazard thazard

Pelágico. Migrador

Jiba

 Sepia Officinalis

Fanerógamas marinas

Besugo

Pagellus bogaraveo

 Fanerógamas marinas

Araña

Trachinus draco

 Fondos de arena 

Atún

Thunnus alalunga

Pelágico. Migrador

  

Fuentes:

(1)   El legado Patrimonial de la Pesca Artesanal en el Parque Natural de Cabo de Gata- Níjar. Grupo de Desarrollo Rural Levante Almeriense

 

 

Hábitat

Cabo de Gata: Valor ecológico biológico

La naturaleza volcánica del litoral, datado en el Mioceno, caracterizada por costas escarpadas y acantilados, calas de difícil acceso y la aridez del entorno, junto con la pobreza del suelo, mantuvieron a Cabo de Gata relativamente protegida de la presión humana más allá de la pesca, en particular del desarrollo agrícola, hasta el reciente desarrollo turístico.

Los restos arqueológicos parecen demostrar que la importancia para los antiguos colonizadores de estas costas residía en la abundancia de su pesca y las posibilidades de manufacturar las capturas en el mismo lugar en el que éstas se conseguían y transformar en productos conservados, algo para lo cual la producción de sal proporcionada por las cercanas salinas fue fundamental. El origen de las explotaciones más antiguas puede que se remontara al tiempo de las colonizaciones griegas en el Mediterráneo, aunque los primeros restos arqueológicos datan de época fenicia, así como el término “Charidemo”  vocablo fenicio que significa  “promontorio de las ágatas” y que da nombre a Cabo de Gata.

Debido a la alta riqueza ambiental, tanto en su parte emergía como acuática, la Junta de Andalucía considera oportuna la declaración del Parque Natural de Cabo de Gata Níjar en 1987.  Ocho años más tarde, la protección fue reforzada con la creación de la reserva marina de protección pesquera en cumplimiento con el Reglamento Europeo,  que demandaba medidas técnicas para la protección de los recursos pesqueros y en especial de las praderas de fanerógamas marinas. En Cabo de Gata encontramos praderas formadas por dos especies de plantas vasculares superiores: Posidonia oceánica y Cymodocea nodosa. Más que praderas, estas plantas forman bosques. Entre sus rizomas se retienen sedimentos, protegiendo así el litoral de la erosión marina, sobre sus hojas crecen variedad de epífitos: algas, briozoos y poliquetos entre otros Por supuesto es dentro de la pradera donde podemos encontrar diversidad de animales que encuentran refugio, además de aquellos que las praderas para sus puestas y desarrollo de los juveniles. Son de especial importancia las praderas de Posidonia oceánica por formar praderas más densas y estructuradas, las cuales albergan mayor biodiversidad y complicadas cadenas tróficas, hasta el punto de encontrar peces totalmente especializados en vivir en la posidonia como ocurre con el pez posidonia (Opeatogenys gracilis)

Además de las praderas de posidonia y cymodocea, los arrecifes de vermétidos Dendropoma petraeum son hábitat de alta importancia ecológica y para los recursos pesqueros, formados por la asociación entre este gasterópodo y el alga calcárea Spongites notarisii que cimenta los huecos entre las conchas de los vermétidos. La importancia de estos arrecifes reside, por una parte,  en la protección que ofrecen al litoral ante la erosión marina y por otra, porque en su interior se forman pequeñas pozas tapizadas de Padina pavonica y Cystoseira mediterrranea que son guarderías para alevines de multitud de especies de peces que encuentran cobijo y alimento en ellas. 

 

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/proyectopescares.com/web/wp-content/themes/pescares/pie.php on line 212

Colabora:

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/proyectopescares.com/web/wp-content/themes/pescares/pie.php on line 231